La crisis de los 40 o tambien llamada “a mi no me pasará”

La crisis de los 40 o tambien llamada “a mi no me pasará”

2 noviembre, 2017 0 Por Julia

La crisis de los 40 existe. Es un hecho.
No es una crisis obligatoria ni exacta en edad, es decir, hay gente que la empieza a sufrir antes, otros después y hay gente afortunada que no la experimenta nunca.
Obviamente no es mi caso.
la crisis de los 40 también se puede llamar :
* “a mi eso no me pasará”
*  “para cuando cumpla los 40 habré logrado todo lo que me proponía “
* “cuando sea mayor…”
Porque si, cuando tienes 20,30 un cuarentón es alguien “mayor” alguien que ya no tiene vida, que ya no sale de marcha etc…. hasta que ves que tu llegas a esa edad y no te sientes vieja..

Porque cogemos esa edad como referencia?
No solo porque es un poco “la mitad” de nuestra vida si no pq sobre esa edad te pasan cosas que siempre has pensado que no te pasarían y en caso de que aparecieran sería ,mucho mas tarde, cuando fueras “viejo” y te asusta ver que ese “viejo” ya esta apareciendo.
en mi caso, a nivel físico:

*he perdido muchísima vista. Hace un par de años era capaz de leer la letra mas peqñ….ahora tengo que esforzar la vista para leer la letras de los botes de champús…y muchas veces no lo consigo por mucho que me esmere.

*canas…bueno..las canas! esos pelos blancos que excepto en gente que tiene canas desde muy joven por tema genetico, al resto le aparecen cuando empiezas a “chochear” asi que cuando te ves tres canas, puede que incluso alguna mas si miras bien, el mundo se detiene…

*grasa abdominal ese gran olvidado….siempre he estado con sobrepeso y el 90% de esa grasa extra va a mi culo y cartucheras; es mi constitución. Pero dentro de mi sobrepeso, siempre he sido “delgada” de cintura.
Mi madre ya me había dicho en mas de una ocasión que a partir de los 40 aprox el cuerpo cambiaba, costaba mas perder peso y se acumulaba en la barriga….por supuesto eso tampoco me iba a pasar a mi! yo siempre he sido culona, no barrigona….ahora empiezo a ser las dos cosas….  (nota mental: no volver a poner en duda la palabra de mi madre )

pero no todo es físico! lo que mas preocupa no es lo físico si no el resto…

* tu energía cae en picado. cuando era joven (en el momento en el que empiezas a usar ese término ya estas perdida) me iba de marcha, dormía 2h e iba a trabajar como una campeona! obviamente estaba cansada pero podia….ahora cuando pongo el despertador por la noche y marca menos de 6h me dan ganas de echarme a llorar…
Mi abuela me decía que si un día se venia la casa abajo, no me pillaría…y era verdad… siempre estaba haciendo cosas,trabajo proyectos, cafés con amigos, ir de marcha…me sigue apeteciendo mucho salir de marcha con gente, soy una persona bastante social, pero no se si es por la edad o pq llevo 14 años viviendo como una ermitaña que ya no me apetece tanto…..
Creo que esa es la parte que mas preocupa: “las ganas de vivir” que estoy perdiendo.No tengo amigas con las que irme a tomar un café (tengo muy buenas ciber amigas que no se que haría sin ellas y una amiga “física” que vive a 100km pero no tengo amigas cercanas)…llevo 14 años viviendo en este pueblo y no he conseguido hacer amigos, en gran parte porque mi pareja es el abuelito de heidi y no facilita esa tarea.

*trabajar con “niñas”…pasar la gran parte de tu tiempo con chicas de 25 años o menos (el año pasado tuve una compi que su madre tenia la misma edad que yo) por un lado ayuda pq no desconectas de ese mundo pero por otro te sientes mas y mas vieja…. las ves con las ilusiones propias de esa edad, con las ilusiones de gente que sabe que tiene una vida por delante y con un abanico de posibles futuros a su alcance y eso te hace replantearte tu propio abanico…. y descubres que lo tienes roto.

*posibilidad de mejorar laboralmente : jajajaja que risa me da eso! si eres de las “afortunadas” que trabajas en una tienda de cara al publico, en hostelería y ese tipo de trabajos te das cuenta enseguida de que a partir de cierta edad no es que no te escojan en una selección de personal, es que estás descartada desde el minuto cero.
De poco sirve la experiencia, las ganas de progresar o cambiar, el cómo trabajes…solo ven la edad y automáticamente te rechazan sin darte la oportunidad de intentarlo.
Eso es algo que sabia que pasaría, es algo en lo que llevo pensando varios años pero lo he ido dejando porque dejar un trabajo fijo y arriesgarme cuando tienes una familia y pocos ingresos no es algo fácil, y para cuando me quiero dar cuenta ya tengo los 40.

*monotonía de vida : creo que es una de las cosas en las que menos pensamos pero la mas importante de todas porque está relacionada con las otras citadas.
No es solo la edad, también es el trabajo, los hijos, el tipo de pareja que tengas o que carácter tengas tu misma pero es muy fácil caer en una monotonía gris y constante.
En mi caso: trabajo una semana de mañanas (10-16) y otra de tarde (16-22) a eso añádale mas de 30 min de coche en cada viaje y que todos sabemos que solo unos privilegiados salen a su hora…
cuando trabajo de mañana: me levanto, desayuno, me arreglo y voy a trabajar. llego a casa sobre las 17h. A veces llego algo mas tarde. Eso es culpa mía porque me enrollo a hablar con la compañera con la que cambio el turno, pero es que tampoco hay planes para la tarde. Llego a casa y ya esta..ahí acaba “mi vida”…estoy un rato con el móvil, hacemos la cena, duchas y a la cama…entre semana solo salimos para llevar y recoger a Paula de clase de repaso o para ir al súper.
El viernes si Paula baja con los abuelos bajamos a Alicante y cambiamos un poco el chip, cenamos con mi suegra, damos una vuelta o cenamos en Benidorm solos a la subida.
Sábado: el 95% las pasamos en casa. Cenamos enrollados y vemos la tele.
Domingo: mas de lo mismo.

Y cuando trabajo por la tarde aun es peor pq por las mañanas estoy sola. Entre sacar a las perras, recoger la casa y hacer la comida ya se ha pasado la mañana. NO veo a mi familia. Ellos llegan sobre las 14.30 y yo salgo de casa sobre las 15.10 y en ese tiempo estoy acabando de comer o arreglándome…vamos que no es calidad. Por la noche Paula ya esta durmiendo y el pobre Pau me espera despierto pero ya en otro mundo (normal, se levanta a las 6.15) y a eso súmale que los martes y los jueves no los veo al mediodía..
el finde es igual excepto que los viernes no puedo bajar a Alicante y que a veces los enrollados se transforman en pizza o hamburguesa.

La vida de Pau no es mejor: se levanta a las 6.15h, baja a Paula a la parada del bus, se va a trabajar, vuelve corriendo para poder recogerla, comen y enseguida Paula ya lo reclama para que le ayude con los deberes, cenas, duchas y cama.
Para cuando llega el viernes, él esta semi muerto y el finde solo quiere descansar y jugar al ordenador o tocar la guitarra.

No podemos llegar a todo: si te acuestas muy tarde el sábado o te acuestas algo bebido, pierdes casi todo el domingo, que es el único día libre que tenemos para estar juntos porque yo trabajo de lunes a sábado (excepto verano y navidad que tb curro los domingos..)
Y luego esta el sexo, ese gran desconocido. Mi jefe cree que el ser humano evolucionará y llegará el día en el que el sexo desaparezca pq habrá otras formas de reproducirse….pues si eso es verdad, nosotros estamos súper evolucionados. Y no son por falta de ganas ni monotonía (en ese aspecto nos va muy bien) es por falta de sincronización de horarios. Muy pocas veces estamos solos y la combinación “estar solos” + “no tener que ir a trabajar” cada vez es mas difícil.

Y así semana tras semana, mes tras mes y año tras año…
Pero cuando eres joven siempre piensas que esa situación cambiará, que es algo pasajero, pero a medida que pasan los años te das cuenta de que no es así.
Mi vida es igual que hace 10 años y muy similar desde hace 14, que fue cuando nos mudamos aquí.
Queremos intentar volver a Alicante. No se si lo conseguiremos porque no nos dan oportunidades laborales pero una parte de mi cree que ese cambio puede hacer que volvamos a vivir. Tenerlo todo mas cerca quizás nos ayude a tener algo mas de vida…aunque quizás este equivocada y solo sea una idea a la que me aferro y en realidad en caso de mudarnos, no exista ese “gran cambio”.

Como veis, si es que habéis conseguido llegar hasta aquí, porque menudo tocho que he escrito, yo si que estoy sumida en la crisis de los 40.
La semana que viene los cumplo y quería escribir esto antes porque necesitaba desahogarme para que cuando llegue el fatídico día estuviera “limpia” y así intentar verlo desde la mejor forma.
Porque voy a hacer lo imposible por enterrar estos sentimientos y el miércoles que viene sonreír a todo el mundo diciendo la gran suerte que tengo porque cumplo otro mas.